Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Y ahora Medellín: así será la visita del papa Francisco

9 de septiembre de 2017 05:41 AM
27 0
Y ahora Medellín: así será la visita del papa Francisco

Desde el jueves miles de personas se apostaron en las vías cercanas al aeropuerto Olaya Herrera, en el occidente de Medellín, a la espera del ingreso a la misa campal, a partir de las 10:15 de la mañana, donde se esperaban más de 800.000 creyentes.

Dos días de fuertes lluvias soportaron los feligreses mientras se abrían las puertas. “No importa mojarnos. Se moja uno viendo un partido o rumbeando en la Feria de las Flores, no se va a mojar por ver al papa”, gritaba entusiasmada una mujer de unos 45 años. Equipados con camisetas con la imagen de Francisco, camándulas y agua, soportaron el paso de las horas en medio de cánticos: “Si tuviera fe como un granito de mostaza, eso dice el Señor… alabaré, alabaré, alabaré, alabaré a mi Señor…”.

Para facilitar los desplazamientos de los fieles, el metro está funcionando ininterrumpidamente desde las 4:00 a.m. hasta las 11:00 p.m. También se incrementaron las rutas alimentadoras y se facilitó el abandono de ruta a los buses de los diferentes barrios de la ciudad para que puedan acercarse lo más posible al aeropuerto.

Ya dentro del aeropuerto y desde las 8:00 p.m., seis sacerdotes acompañaron la jornada de oración para hacer más llevadera la espera. “No fue una vigilia, estuvimos ahí acompañándolos toda la noche. Cuatro grupos musicales nos animaron y oramos toda la noche preparándonos para la misa con el santo padre”, explica el padre Leonardo Nicolás Martínez, vicario episcopal de pastoral.

A lo largo de la pista del aeropuerto fueron ubicadas doce pantallas gigantes, para lo cual fue necesario que Empresas Públicas de Medellín trajera la energía desde tres subestaciones cercanas, pues la pista del Olaya no cuenta con iluminación debido a que su operación es diurna.

Para la celebración de la misa campal fue trasladado el altar de la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, “el mismo que estuvo en la misa del papa Juan Pablo II hace 31 años. Tiene más de 400 años, el escudo de la Villa de la Candelaria, pero además trajimos el cuadro de Nuestra Señora de la Candelaria, el cual llegó a Medellín antes de que se constituyera en ciudad. Este cuadro ha acompañado todos los acontecimientos de ciudad desde siempre”, comenta el padre Martínez.

Junto al altar estará el Cristo de la Esperanza, una obra de Cristóbal Gaviria encargada por la Gobernación de Antioquia. Tiene cuatro metros de alto por dos de ancho y está elaborado en bronce a la cera perdida con un crucifijo de hierro. “El altar va a estar decorado adelante con 70 silletas monumentales y tradicionales en un homenaje al papa y a nuestra ciudad”, manifestó el alcalde Federico Gutiérrez. Los niños y jóvenes de la red de escuelas de música de la ciudad interpretarán los instrumentos, y un grupo de personas que cantan en las iglesias harán lo propio.

Durante la misa, 2.150 sacerdotes estarán concelebrando, se repartirán 550.000 hostias a mano de 1.500 personas seleccionadas por la Arquidiócesis. Serán en total 6.200 los voluntarios que estarán apoyando la labor pastoral. Muy cerca del altar estarán los invitados especiales: silleteros, sacerdotes, 500 enfermos con acompañantes, 60 presos con sus guardias, 100 sordos, personas de talla baja, habitantes de calle y autoridades civiles y militares de la ciudad y el departamento, además del presidente Juan Manuel Santos y su comitiva.

La Alcaldía habilitó una sala de prensa para los más de 1.200 periodistas nacionales e internacionales que cubrirán la misa campal. Además, 6.000 policías y 1.000 militares llegaron a la ciudad para reforzar la seguridad. Una vez finalice la misa, el papa se dirigirá al Seminario Mayor para descansar y almorzar, antes de continuar su agenda. “Le vamos a dar pollo, porque no podemos darle comida pesada que afecte su salud. Allí, en el Seminario, también habrá ocho silletas con los escudos de Medellín, el Vaticano y el papa. Sabemos que a él le gustan las flores”, dijo el alcalde.

También recibirá una réplica del Cristo de la Esperanza y las llaves de la ciudad, elaboradas especialmente para él, con símbolos como el metro, Metrocable, la catedral y obras de Botero, etc. Además recibirá un presente de la Arquidiócesis. “Vamos a darle una réplica del cuadro de La Candelaria. Ella era la patrona de la ciudad de Medellín, no de la Arquidiócesis. Hace un tiempo el arzobispo hizo la solicitud para que fuera también nuestra patrona por haber acompañado el acontecer de la ciudad. A finales de enero llegó la carta del papa reconociendo a la Virgen como patrona de la Arquidiócesis, por eso se la queremos regalar”, dijo el padre Martínez.

Más de 5.000 regalos para su santidad, entre cuadros, poemas, cartas, bordados, esculturas y demás, han llegado a la iglesia de parte de los fieles. Todos serán entregados a los delegados del Vaticano para que lleguen a su destinatario.

En la tarde, el papa Francisco visitará los hogares San José, una obra de la Iglesia que acoge a 1.100 niños huérfanos. “Lo vamos a recibir con una ofrenda floral, para que él luego la deposite ante san José, nuestro patrono. Cantaremos el himno a san José, que resume nuestra vocación, y por último una de nuestras niñas, de nombre Claudia, de 13 años, le dirá unas palabras”, explicó monseñor Armando Santamaría, director de hogares San José.

Claudia lleva once años en el hogar y tiene una historia trágica, como muchos de los niños. “Llegó cuando tenía dos años, con ocho hermanitos, primos y vecinos, luego de que la guerrilla cometiera una masacre y asesinara a sus padres y tíos. Ya lo ha podido superar. Es una historia que se repite en nuestro país”, agregó Santamaría. A las 3:30 se tiene previsto el primer recorrido en papamóvil, desde el barrio Boston, donde está ubicado el hogar San José, pasando por la avenida La Playa, La Oriental y San Juan, hasta llegar a La Macarena. “Hemos traído 3.500 vallas de Barranquilla y 1.500 de Pereira para los cerramientos. En la ciudad sólo cerraremos la vía una hora antes del recorrido del papamóvil y la abriremos de inmediato”, explicó el alcalde.

En La Macarena, el pontífice se reunirá con sacerdotes, religiosas y seminaristas. Allí le hará un reconocimiento a la ciudad por ser la capital mundial de las vocaciones. Orará frente a las reliquias de la santa madre Laura y las bendecirá. Sobre las 5:30 de la tarde hará el segundo recorrido en papamóvil. Esta vez por la autopista Sur hasta la calle 10, rumbo al aeropuerto Olaya Herrera, donde abordará un avión hacia Bogotá.

Las autoridades trabajarán a contrarreloj desde hoy y hasta la madrugada del lunes para el desmonte de la logística de la misa campal, pues el aeropuerto Olaya Herrera debe reiniciar operaciones el lunes a las 6:00 a.m.

Fuente: elespectador.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0