Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

En el Valle del Cauca también se redujeron los homicidios en el 2014

7 de enero de 2015 05:00 AM
4 0

2014 fue el año menos violento de la última década, con 284 asesinatos menos que el año anterior. Hubo reducción en 24 municipios.

De los 27 municipios, en 11 de ellos aumentaron los asesinatos. Según el informe de la Policía, el 75 % de estos crímenes ocurrió por sicariato (75%), 14 % en riñas o intolerancia social y el resto en atracos.

Las poblaciones afectadas fueron El Dovio, San Pedro, Pradera, Ginebra, Argelia, Restrepo, La Victoria, Dagua, Riofrio, Obando y Guacarí, donde se presentaron 152 homicidios. La mayoría de ellos relacionados con ajustes de cuentas.

En el caso de El Dovio, indicó el coronel Murillo, el aumento de 4, en 2013, a 13 casos, en 2014, se debió a una disputa de los ‘Urabeños’ que quieren controlar la entrada al Cañón de Garrapatas.

En cuanto a Pradera, la mayoría de los 30 homicidios del año pasado ocurrieron en la zona rural.

El informe de la Policía también dijo que en El Dovio, Ginebra y La Victoria, las administraciones no aprobaron el plan integral de seguridad ciudadana.

El 2014, en el departamento del Valle -sin contar el área metropolitana de Cali- fue el año menos violento en la última década. La tasa de homicidios descendió a 54 por cada 100.000 habitantes, cinco puntos menos que la del 2013 que fue de 59.

El año pasado, según un balance entregado por la Policía Valle, en los 37 municipios de su jurisdicción se presentaron 1019 asesinatos, 284 casos menos que el año inmediatamente anterior.

De acuerdo con el comandante de la Policía Valle, coronel Fernando Murillo, la reducción se ha dado gracias al aumento del pie de fuerza para reforzar los planes cuadrantes y el apoyo de los alcaldes a las estrategias de seguridad con tecnología, como cámaras de seguridad, entre otras razones.

Asimismo, desde el 2013 Tuluá, Cartago, Buenaventura y Palmira han sido intervenidas por orden del Gobierno Nacional, que delegó al entonces Alto Consejero de Seguridad y Convivencia y a la Policía para establecer unos planes en estas ciudades y bajar los homicidios.

Esta intervención se basó en la creación de una política integral de seguridad en cada uno de estos municipios y del desmantelamiento de bandas delincuenciales.

De acuerdo con el coronel Murillo, en el 2014 se desarticularon 83 bandas delincuenciales y capturaron a 397 integrantes de estas organizaciones, así como 228 miembros de las bandas criminales los ‘Rastrojos’ y ‘Urabeños’.

También se decomisaron 1.063 armas de fuego sin permiso para porte o tenencia y 440 armas con permiso.

En Palmira, el secretario de Gobierno, Jaime Vargas Vásquez, dijo en los primeros tres años del actual gobierno se hizo especial énfasis en garantizar la seguridad, articulando esta labor con programas sociales permanentes y la recuperación de los espacios y el entorno público.

De acuerdo con analistas, la reducción se debe a dos aspectos fundamentales como son el trabajo con las autoridades y el impulso a los proyectos de índole social en las comunas con mayor problemática social.

En cuanto a la aplicación de estrategias policivas se destacó la desarticularon de ocho bandas delictivas que operaban en la ciudad; además del fortalecimiento del Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria al pasar de 16 a 25 el número de cuadrantes.

Carlos Sánchez, del barrio Las Delicias, uno de los sectores que fueron priorizados por las autoridades, señaló que la intervención de esta zona, además de la puesta en marcha del plan para desmantelar las llamadas ‘ollas’ dedicadas al contrarrestar al expendio de estupefacientes, contribuyó a reducir la criminalidad en el año que concluyó.

Entre tanto, Buenaventura, que se ha visto afectada por las ‘casas de pique’, tuvo una intervención mayor.

Durante la última reunión para analizar el cumplimiento de los compromisos del Gobierno Nacional con el Puerto, el Defensor del Puebo, Jorge Armando Otálora, aseguró que el balance es positivo. “Hay un fortalecimiento institucional en el caso de la Fiscalía, por ejemplo, que ya cuenta con 23 nuevos fiscales, y los resultados se han visto en el número de capturas y personas judicializadas.

Aunque sabemos que continúa la violencia, hay que resaltar que la comunidad sí ha visto una reducción de la criminalidad y del número de homicidios”.

La Policía reportó que desde que inició la intervención, que se anunció en marzo pasado, 30 cabecillas de grupos ilegales fueron enviados a la cárcel.

Fuente: elpais.com.co

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0