Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Tribunal Supremo opositor venezolano se ‘instala’ en la OEA

13 de octubre de 2017 04:54 PM
4 0

El Tribunal Supremo nombrado por el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, llevó a cabo este viernes su ceremonia de “instalación” en la Organización de los Estados Americanos (OEA), un acto “insólito” que da comienzo a su “año judicial” y que rechazan muchos embajadores.

Aunque la OEA no envió ninguna convocatoria para el evento, su secretario general, Luis Almagro, asistió hoy al acto de “instalación del Supremo” pese al malestar que ha causado esta iniciativa sin precedentes entre los Estados miembros, incluso entre los críticos con el presidente Nicolás Maduro.

El Parlamento venezolano designó en julio a 33 magistrados para el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con la idea de que reemplacen a 33 jueces en ejercicio de esa instancia, al considerar que están al servicio del Gobierno y que fueron nombrados con graves irregularidades.

Almagro fue recibido en el Salón de las Américas, el gran salón de actos de la OEA, con una gran ovación de las decenas de asistentes.

Los magistrados fueron subiendo uno a uno al palco del salón, en el que hoy no estuvieron las banderas de los 35 Estados miembros ni el cartel con el logotipo de la OEA.

El evento comenzó con el himno nacional de Venezuela y el grito más oído entre los asistentes, algunos con banderas de Venezuela, ha sido: “¡Justicia!”.

Los jueces nombrados por la oposición llevan más de dos meses perseguidos por la Justicia, refugiándose en embajadas en Caracas, exiliándose en otros países y uno de ellos en prisión domiciliaria en Venezuela.

“Como un mecanismo de presión internacional contra la dictadura instaurada en Venezuela, se decidió de manera inédita instalar un Tribunal Supremo de Justicia en el exilio”, explican los magistrados en la nota que enviaron a la prensa.

Este acto “insólito” ha generado un gran malestar entre numerosos embajadores de la OEA, tanto de países aliados de Caracas como de otros muy críticos con el Gobierno de Nicolás Maduro, según explicaron algunos de ellos a Efe.

Muchos no asistieron al evento, al que tampoco acudió la representación venezolana en la OEA, según confirmaron fuentes de esa misión a Efe.

El Gobierno de Venezuela aún no se ha pronunciado al respecto, pero es de prever una condena rotunda a que la OEA preste sus instalaciones para la configuración de un Supremo no reconocido por el oficialismo y perseguido por la Justicia.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo hoy que el Tribunal Supremo nombrado por el Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, “abre un camino a la institucionalidad” en el país.

Almagro hizo estas afirmaciones en un enérgico discurso durante la insólita instalación en la OEA de un Supremo paralelo al oficial y cuyos miembros están perseguidos por la Justicia venezolana desde su nombramiento en julio.

“Los magistrados (del Supremo opositor) tienen la fundamental tarea de dar sentido a la Justicia nuevamente en el país, una Justicia que ha sido esquiva para los venezolanos, inexistente para los venezolanos, definitivamente atropellada por los abusos y arbitrariedades del régimen”, dijo hoy Almagro.

“El TSJ (oficial) es hijo de la Asamblea Nacional Constituyente y definitivamente está deslegitimado por sus acciones contra la democracia, sus abusos y arbitrariedad contra el Estado de derecho y los derechos humanos”, agregó.

Almagro no precisó de qué forma va a trabajar el Supremo opositor, si celebrará sesiones en las instalaciones de la OEA, como algunos de ellos han venido diciendo a la prensa en los últimos días.

Sólo dijo que “el comienzo de sus trabajos abre un camino a la institucionalidad venezolana”, sin especificar dónde y cómo efectuarán esa labor.

“Los venezolanos necesitan mucha fuerza, para enfrentar una dictadura, la peor receta es la cobardía, celebramos el coraje personal de estos magistrados para asumir la democracia”, señaló el excanciller uruguayo, al frente de la OEA desde mayo de 2015.

Almagro insistió asimismo en el mensaje que repite en las últimas semanas de pedir más sanciones económicas y diplomáticas contra el Gobierno de Venezuela, un mecanismo, afirmó entre aplausos, “para poner al régimen de rodillas”.

Por el momento, Efe no ha podido constatar la presencia de ningún embajador de alguno de los Estados miembros, y la misión de Venezuela confirmó este jueves su ausencia y está a la espera del evento de hoy para el pronunciamiento del Gobierno.

Por otra parte, Miguel Ángel Martín, presidente del Supremo paralelo, dijo a Efe que el Tribunal Supremo de Venezuela nombrado por el Parlamento, de mayoría opositora, celebrará sus sesiones en la OEA, en Colombia y en una oficina privada en Washington, ya que sus miembros están perseguidos por la Justicia de su país.

El Supremo opositor celebra ahora, además, su primera sesión de trabajo en el Salón Miranda de la sede del organismo continental y la semana próxima hará otra reunión en Colombia, en un lugar por determinar.

La “sede” de este Supremo paralelo al oficial en Venezuela no será la OEA, sino “una oficina privada” en la ciudad de Washington, precisó Martín.

No obstante, el magistrado respondió afirmativamente cuando se le preguntó si volverán a celebrar reuniones de trabajo en las instalaciones de la OEA, como la que tiene lugar hoy en el Salón Miranda tras el acto de instalación, al que asistieron decenas de figuras de la oposición y simpatizantes.

Fuente: noticieros.televisa.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0