Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Santos se queda solo en la recta final de su Gobierno

8 de octubre de 2017 12:49 PM
3 0
Santos se queda solo en la recta final de su Gobierno

Muchas serán las vivencias que quedarán en la historia de Colombia sobre los dos últimos mandatarios que gobernaron al país durante 16 años, Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos Calderón, cercanos y distantes en muchos temas.

Pero será en el apartado especial del presidente Santos en donde se deba decir que le recordará Colombia y el mundo como el mandatario que negoció con la guerrilla de las Farc su terminación después de más de 53 años de conflicto armado y que, a pesar de ese logro que le mereció el nobel de la Paz, sus ocho años de Gobierno los terminó muy solo y con unos aliados cada vez más distantes.

Hoy la soledad que les llega a todos los mandatarios hacia el final de sus administraciones acompaña al presidente Santos.

Hace una semana, su principal aliado e impulsor para que ganara la reelección, el expresidente César Gaviria Trujillo, al momento de ser ungido como jefe del Partido Liberal, le lanzó sendos dardos por haber permitido crecer tanto la corrupción, por gobernar de forma elitista y porque, según él, de forma tapada solo buscó favorecer a su ahora exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

Y Vargas, quien ha sido socio de Juan Manuel Santos desde 2010 para que ganara en la segunda vuelta y luego en el 2014 como su Vicepresidente, fue eso, un socio pero no el gran amigo.

Un aliado que le apoyó en los momentos difíciles y definitivos para que le aprobaran normas trascendentales, ejecutar planes importantes con la vivienda y la construcción de vías, pero lejano y poco comprometido en la gran bandera del presidente Santos: la paz.

Ahora Germán Vargas Lleras , quien está en plena lucha para ganar la Presidencia de la República, se desmarca del Gobierno del que hizo parte, al oponerse, ahora sí de forma directa, a los beneficios que tendrán las Farc como movimiento desmovilizado. En especial, de los reparos a la Ley de Justicia Especial para la Paz.

El analista político John Mario González sostiene que, a pesar de esa situación, “el Presidente intenta sobrevivir con el oxígeno que le queda, sin comprometerse en dejar grandes tratos a la próxima Administración”.

En la Gran Encuesta de YanHaas, publicada el pasado 20 de septiembre, el 54 % de los consultados desaprobó la gestión del presidente Santos.

Lo explicado por el analista y docente universitario empezó a verse desde julio pasado cuando se instaló el último periodo de sesiones del Congreso de la República, el cual debía, según pidió el Mandatario, seguir apoyando la aprobación de normas legislativas trascendentales para la implementación de los acuerdos de paz con las desmovilizadas Farc.

Desde ese momento se empezó a ver que las fracturas de la Unidad Nacional, su alianza de Gobierno, ya no se podían recomponer.

En el segundo mandato del presidente Juan Manuel Santos, los niveles de aprobación a su gestión frente del cargo han bajado de manera significativa.

Barrios y González señalan que esa soledad que es lógica en el cierre del mandato, no se deberá entender como que el presidente Juan Manuel Santos no vaya a tener la gobernabilidad requerida hasta julio de 2018.

El analista González manifiesta que al comparar a los últimos presidentes de Colombia en el epílogo de sus gobiernos no se puede decir que Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos tengan una soledad igual.

Alejandra Barrios sostiene que esa soledad de Santos se hace más evidente ahora porque todos los partidos se quieren empezar a desmarcar del Gobierno.

“Deben tener identidad propia y competir en las elecciones”, asegura, tras considerar que no es nuevo pensar que Cambio Radical ahora se está desmarcando del Gobierno, “lo que pasa era que tenía posturas tímidas”.

El analista González advierte que no pasará mucho tiempo para que el dirigente y hoy precandidato del Partido Liberal, Humberto De la Calle Lombana, empiece a hacer más fuerte su discurso contra el presidente Santos.

Sin embargo, estima que ese abandono o posturas fuertes las puede ver la opinión pública como un “oportunismo ramplón”.

Fuente: elpais.com.co

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0