Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Lo que se sabe de las víctimas del tiroteo en Las Vegas que dejó 59 muertos

4 de octubre de 2017 12:33 AM
39 0
Lo que se sabe de las víctimas del tiroteo en Las Vegas que dejó 59 muertos

Poco a poco comienzan a conocerse detalles de las personas que perdieron la vida en el peor tiroteo masivo en la historia reciente de Estados Unidos, ocurrido en Las Vegas el domingo.

El hecho ocurrió poco después de las 10 de la noche hora local, cuando un hombre comenzó a disparar desde el 32º piso del Hotel Mandalay Bay contra los asistentes a un festival de música country.

Entre las 59 personas cuya muerte se ha confirmado hasta ahora hay un policía que no estaba en servicio, una mujer que "iba a ser abuela dentro de poco", una maestra de educación especial y un veterano del Ejército, entre otros.

Era un oficial de la policía de Las Vegas que, en el momento del ataque, estaba fuera de servicio.

En declaraciones a la revista Las Vegas Review Journal, amigos suyos lo identificaron como un veterano del Ejército que también era entrenador de fútbol americano juvenil.

El diario USA Today informa que Sonny Melton, un enfermero de Tennessee que asistía al concierto, murió protegiendo a su esposa, Heather.

"Me salvó la vida", declaró Heather Melton. "Me agarró por detrás y comenzó a correr cuando de repente sentí que le dispararon en la espalda".

Denise Burditus de Virginia Occidental estaba en el festival de música country con su esposo, Tony.

Tony escribió en Facebook que Denise, que tenía dos hijos y que "pronto iba a ser abuela por quinta vez", murió en sus brazos.

Oriunda de Vermont, Sandy Casey era profesora de educación especial de Manhattan Beach, California. Murió tras recibir disparos en la espalda.

La escuela secundaria Manhattan Beach la describió como "alguien a quien adoraban totalmente tanto sus estudiantes como colegas".

Indicó que Sandy "hizo una diferencia enorme en la vida de nuestros estudiantes y sus familias".

Rachael Parker también era de Manhattan Beach. Trabajaba como técnica del departamento local de bomberos y estaba en el concierto con otros tres compañeros que no estaban de servicio.

A ella y a otro colega les alcanzaron las balas y Rachael falleció en el hospital.

El Departamento de Bomberos de Manhattan Beach confirmó que el otro compañero sufrió heridas leves y destacó la labor de Parker, con una trayectoria de más de diez años en el equipo y a quien "echarán muchísimo en falta".

Irvine era una abogada especializada en Derecho Familiar, con su propio despacho en San Diego. Su página web especificaba que, fuera del trabajo, era cinturón negro en Taekwondo, le encantaba hacer snowboard y quería aprender a escalar y a hacer paracaidismo.

Roybal, del sur de California, era veterano de la Armada que había regresado recientemente de Afganistán.

Estaba en el concierto con su madre pero se habían separado y ella corrió hacia el lugar de los disparos para tratar de encontrarlo.

"(Chris) fue a la guerra y regresó sin que lo hubieran herido. Pero entonces va a un concierto y muere", le dijo su madre al canal NBC4.

Era constructor de casas en California. Estaba en el concierto con sus cuatro hijos, que sobrevivieron.

"Era el mejor papá. Es por eso que sus hijos estaban con él", dijo su padre a LA Times.

Hacía paracaidismo y tenía tres hijos. "Era una madre y esposa dedicada", le dijo una amiga a LA Times, "y una de las mujeres más hermosas que he conocido con un corazón enorme".

La porrista de Riverside, California, fue "una joven alegre con un gran corazón y y espíritu", según una página para recaudar fondos que estableció su familia.

Según informa The New York Times, el esposo de Lisa Romero Muñiz, Chris, olvidó el año pasado su aniversario de matrimonio, y para compensarla planeó un fin de semana de cuatro días en Las Vegas para asistir al concierto del cantante favorito de Lisa, Jason Aldean.

Así fue como ambos se encontraban en el festival de música cuando ocurrió el ataque.

La muerte de Lisa Romero Muñiz fue confirmada por miembros del personal del colegio donde trabajaba como secretaria, en Gallup, Nuevo México, y según éstos, la noticia "ha dejado a la comunidad estupefacta".

Fue empleada del Condado de San Bernardino durante 26 años y fue descrita por el organismo como una persona "en quien se podía confiar" y "una empleada pública dedicada".

Se informó que Phippen, también de California, recibió un tiro en la espalda. Según The Signal, el hijo de Phippen, Travis, también recibió un disparo en el brazo pero sobrevivió.

Jennifer o Jenny Parks también era del estado de California. Trabajaba de profesora de infantil y fue al concierto con su marido, Bobby. El primo de él describía a Parks como una de las "personas más cariñosas que nunca podrías imaginar conocer".

Tras su fallecimiento, se ha creado una página para recaudar fondos para ayudar a su marido, que también resultó herido en la matanza, y a sus dos hijos.

Susan Smith era una "persona extraordinaria", según sus compañeros del colegio de primaria en el que trabajaba como gestora, también en California.

En declaraciones a un medio local, la directora del centro describió a Smith como una persona amable, cariñosa, paciente con los alumnos, eficaz y con un increíble sentido del humor.

La tía de Rhonda LeRocque, otra de las víctimas del ataque de Las Vegas, abrió una página para recaudar fondos para la familia, procedente de Massachusetts.

Rhonda LeRocque era "una esposa muy querida", según destacó su familia, y deja a una niña de tan sólo seis años.

Neysa Tonks era una gran madre, compañera y amiga, tal y como la recuerdan desde su propia empresa tecnológica en California.

"Trajo mucha alegría, diversión y risas... ¡Todos la echaremos mucho de menos!", señalaron. Ellos también han abierto una página para recaudar fondos.

Carrie trabajaba para Disney y el propio director ejecutivo de la compañía, Robert Iger, le rindió homenaje por sus diez años de trayectoria en el equipo. También rezó por la pronta recuperación de otra compañera de la empresa, Jessica Milam, quien resultó herida de gravedad en la masacre.

Los compañeros de la joven Schweitzer, amante de la música country, le rindieron tributo con una vigilia el lunes por la noche en su empresa de comunicaciones en California. "Era todo para nosotros", resaltó una de sus compañeras.

Era pescador de salmón de Anchorage. Asistía al festival de música con sus amigos.

Murió cuando una bala le dio en el cuello, según informó su amigo Brian MacKinnon, quien acompañaba a Murfitt cuando murió.

También de Anchorage, era tesorera del club de hockey "Cowbell Crew", pero se describía a sí misma en las redes sociales como ama de casa.

Sus amigos e hija la identificaron en Facebook como una de las víctimas en el concierto, donde estaba con sus hijas.

Kurt Von Tillow estaba con varios miembros de su familia en el concierto. Su hermana y su sobrina resultaron heridas pero se espera que se recuperen, mientras que su mujer, hija y yerno escaparon sin heridas, según informó la televisión de Sacramento KCRA, en California.

Su yerno le describió como un "verdadero patriota" al que le encantaba disfrutar de una cerveza "sonriendo con su familia y escuchando música".

Era aprendiz de mecánico de Columbia Británica y estaba a punto de empezar a estudiar en la universidad. Estaba en el concierto de música country con su novia.

Sus padres, Al y Angela, confirmaron su muerte. "Sólo teníamos un hijo", dijeron. "No sabemos lo que vamos a hacer".

Escribieron que Jordan creció en la granja de la familia en Maple Ridge y que "se describía a sí mismo como un pueblerino que vestía botas de vaquero, estaba cubierto de tatuajes y amaba la naturaleza".

Procedente de Alberta, era conductora de autobús y asistente escolar. Tenía cuatro hijos.

El pastor local, reverendo Abraham Joseph, indicó que los maestros y estudiantes del colegio "lloraron al enterarse de su muerte".

Fuente: bbc.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0