Sudáfrica se unió en una jornada de oración para despedir a Mandela

9 de diciembre de 2013 05:24 AM

36 0

Sudáfrica se unió en una jornada de oración para despedir a Mandela

JOHANNESBURGO.- Con su muerte, Nelson Mandela volvió a lograr ayer en Sudáfrica lo que muy pocos consiguieron antes: que todos los credos dejen de lado sus diferencias por un instante y recen en memoria de una misma persona, en el inicio de una semana de ceremonias oficiales en su honor.

En el Día Nacional para la Oración y la Reflexión, decretado por el gobierno para honrar a Madiba, los sudafricanos de todas las religiones se unieron ayer en oraciones y cantos para recordar al líder de la lucha contra el apartheid en iglesias, mezquitas, templos y sinagogas de todo el país.

"Sentimos que es importante tener un día en el que todos nosotros, como sudafricanos, podamos unirnos y orar por nuestro primer mandatario democrático y reflexionar sobre su legado", dijo el presidente Jacob Zuma, en una ceremonia religiosa metodista en Johannesburgo a la que asistió con Winnie, ex mujer de Mandela.

"Debemos rezar para no olvidar algunos de los valores que Madiba defendía, por los que luchó, por los que sacrificó su vida", dijo Zuma durante el oficio, ante unas mil personas.

En la pequeña iglesia reformada holandesa de Melville, en Johannesburgo, credo casi oficial del régimen segregacionista del apartheid, el reverendo André Barlett agradeció a Dios por haberles dado a los sudafricanos "alguien que representaba valores importantes valores de paz, de reconciliación, de respeto y de humanidad".

"Piensen en los años 90 y en el miedo que teníamos por lo que ocurría en nuestro país. Bajo la dirección de Mandela, ninguno de esos miedos se cumplió", dijo Barlett a los feligreses.

En tanto, en la famosa iglesia Regina Mundi, en la que el joven Mandela celebraba asambleas clandestinas junto a sus compañeros del Congreso Nacional Africano (CNA), el padre Sebastian J. Rossouw llamó a los fieles a rezar por Madiba, a quien describió como una "luz de la Luna" que ofició de guía para Sudáfrica.

Cientos de personas acudieron a la misa en la pequeña iglesia católica que aún muestra las cicatrices del conflicto. Fuera del recinto, una docente de ingeniería hablaba con emoción del héroe que derrotó al régimen racista: "Nunca pensaba que los blancos llegarían a llamarme profesora".

Durante la misa de ayer en la iglesia anglicana de la Santa Cruz, en el municipio de Nyanga, el arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo, Thabo Mokgoba, dijo: "Vuelve a casa, Madiba, hiciste de forma desinteresada todo lo que es bueno, noble y honorable para el pueblo de Dios".

"Celebro y lloro al mismo tiempo la vida de Tata [padre] Mandela, por eso estoy aquí", dijo Tutu Phankisa, una feligresa de 49 años, que rompió en lágrimas al ver los retratos de Mandela en la iglesia.

Mientras tanto, en el antiguo gueto indio de Lenasia, la comunidad asiática sudafricana acudía a sus templos con Mandela en su lista de oraciones.

Los homenajes por el padre de la "nación arco iris" comenzaron el jueves pasado, tras conocerse su muerte, pero la jornada de ayer era la primera de una semana de ceremonias oficiales que terminará el domingo próximo, cuando sea enterrado en un funeral de Estado en la pequeña localidad de Qunu, donde Mandela creció y quería ser enterrado.

Mañana habrá una ceremonia religiosa masiva en el estadio FNB (antes conocido como Soccer City) en las afueras de Soweto, en Johannesburgo, donde se jugó la final del Mundial de Fútbol en 2010.

El estadio sólo tiene capacidad para albergar a unas 80.000 personas, por lo que las autoridades habilitaron otros tres estadios en Johannesburgo (Ellis Park, Orlando y Dobsonville) con pantallas gigantes para los ciudadanos que deseen seguir la ceremonia y no puedan acceder al FNB.

Después, el féretro de Mandela será llevado por las calles de Pretoria desde pasado mañana hasta el viernes, para que los sudafricanos puedan rendirle el último homenaje. El cuerpo de Mandela yacerá en una capilla ardiente.

Hasta el momento, 59 líderes extranjeros y varias celebridades confirmaron que viajarán a Sudáfrica para homenajear a Mandela, dijo un vocero de la cancillería. Algunos dignatarios ya llegaron al país.

Entre los líderes que asistirán están los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; de Brasil, Dilma Rousseff; de México, Enrique Peña Nieto, y el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, junto al príncipe Felipe de Borbón.

Fuente: lanacion.com.ar

A la página de categoría

Loading...