Silvio Berlusconi intenta evitar 'in extremis' su expulsión del Senado

26 de noviembre de 2013 02:43 AM

9 0

Silvio Berlusconi intenta evitar 'in extremis' su expulsión del Senado

Berlusconi pedirá una revisión del proceso.

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi intentó este lunes 'in extremis' evitar ser expulsado para siempre del Parlamento, un final humillante para el líder indiscutible de la derecha italiana.

"Tenemos documentos que nos permiten pedir la revisión del caso ante la Corte de Apelaciones", aseguró el magnate de los medios, sobre cuya expulsión del Senado votarán el miércoles los miembros de la Cámara alta de Italia.

"Les pido que voten en conciencia, no tanto por mí, sino por respeto a la democracia", solicitó Berlusconi directamente a sus adversarios políticos del Partido Democrático (izquierda) y del Movimiento Cinco Estrellas, en una conferencia de prensa celebrada dos días antes de la histórica votación.

El pleno del Senado votará el miércoles la retirada del escaño a Berlusconi, tras la condena definitiva a cuatro años de prisión por fraude fiscal en el llamado 'caso Mediaset' dictada el 1 de agosto último por la Corte de Casación.

El político y multimillonario sostiene que cuenta con 12 testimonios, entre ellos siete "completamente nuevos", que le permitirán pedir la revisión del caso y probar que es inocente.

Con la voz cansada y un tono menos agresivo del empleado en los últimos días, el magnate invitó a sus adversarios a "no asumir esa responsabilidad, un voto del que podrían avergonzarse ante los propios hijos, los electores y todos los italianos", dijo.

"Soy inocente. Para mí, se trata de un golpe de Estado fraguado por la izquierda, no tengo otras palabras para definirlo", aseguró Berlusconi este lunes en una entrevista radiofónica, pese al llamamiento del presidente de la República para que respete las decisiones de las más importantes instituciones del país.

El magnate, de 77 años, hace frente a uno de los momentos más difíciles de sus 20 años de carrera política, marcada por su enorme popularidad y los escándalos sexuales y judiciales.

La votación, que será pública y no secreta, como pedía Berlusconi, probablemente será favorable a su expulsión, ya que el PD y el Movimiento Cinco Estrellas -cerca de 165 de los 321 senadores- han manifestado que votarán a favor de su salida definitiva del Parlamento.

"El Senado quiere acabar con el líder de la derecha", protestó 'Il Cavaliere', quien proclama desde hace días en entrevistas y programas televisivos su "inocencia" y quiere convertir su condena en un caso político, "un ataque a la libertad" de Italia.

Berlusconi, sumamente irritado porque el presidente de la República, Giorgio Napolitano, no le concedió la gracia, aun si no quiso pedirla oficialmente, está debilitado tanto física como políticamente.

"Para mí, va a renunciar al escaño antes de humillarse frente a una expulsión", comentó el democristiano Lorenzo Cesa.

"Un voto dramático, un hecho histórico", escribió el periódico Il Corriere della Sera, tras recordar que el gobierno de coalición izquierda-derecha está blindado y no corre el riesgo de caer pese a la inusual situación.

"No existen condiciones para una posible intervención del jefe del Estado sobre la base de la Constitución, las leyes y los precedentes", explicó este fin de semana en una nota oficial la presidencia, con lo que aclaró que no se le puede indultar.

El triste final de uno de los hombres más ricos de Europa, que no quiere retirarse de la vida pública, que se somete a continuas cirugías plásticas para parecer más joven, que se hace acompañar por una chica de menos de 30 años, no parece afectar a su imagen de hombre exitoso y su popularidad sigue siendo alta.

Sin pasaporte, por momentos confundido y conmovido, sin el mediador que por décadas lo asesoró -el tío del actual jefe del Gobierno, Gianni Letta-, Berlusconi sostiene que con su expulsión se "humilla ante toda Italia".

Sin la inmunidad parlamentaria, Berlusconi corre el riesgo de ser condenado por varios procesos más en los que ha sido acusado de abuso de poder, prostitución de una menor -el conocido como el 'caso Ruby'- y soborno de un senador para generar la caída del gobierno de izquierda.

Gracias a la edad, el magnate no deberá cumplir ninguna condena en la cárcel y va a optar por realizar labores sociales. Según el diario romano Il Messagero, su viejo amigo el presidente ruso, Vladimir Putin, que celebra una visita relámpago este lunes a Roma, le entregará un pasaporte diplomático para que pueda viajar a Moscú.

Fuente: eleconomista.es

A la página de categoría

Loading...