¡Gracias muchachos, Rusia 2018, allá vamos!

11 de octubre de 2017 03:56 AM

2 0

¡Gracias muchachos, Rusia 2018, allá vamos!

Colombia supo sufrir, aguantar y jugar anoche en Lima, en su partido más importante de los últimos años, hasta lograr una clasificación al Mundial de Rusia que fue celebrada por todo el país.

Había que apretar los dientes y echar todos los restos en el estadio Nacional de Lima. La primera tarea, muy compleja por cierto, era sacarle el resultado a un Perú crecido para no depender de otros marcadores.

Y es que, detrás del cupo mundialista de Colombia estaban el mismo Perú, pero también Argentina, Chile y Paraguay, que eran los otros equipos que optaban por llegar por lo menos hasta la repesca.

Colombia anoche se encontró con un estadio Nacional preparado para una fiesta peruana. Pero el equipo de Pékerman, sabiendo que tenía todo al alcance y que no era sino corregir detalles que fueron los que costaron el partido ante Paraguay.

El equipo jugó sin complejos, aún sabiendo que Perú estaba muy motivado y que Rusia estaba a solo 90 minutos.

En el primer tiempo las opciones fueron escasas. Un centro de Duván Zapata a los 21 minutos que no alcanzó a conectar Falcao, y otro centro desde la derecha que Paolo Guerrero apenas rozó con su cabeza a los 39 minutos, fueron las posibilidades en esa etapa inicial.

El periodo complementario era del todo o nada. Perú en procura del gol que lo catapultara de manera directa al Mundial, y Colombia manteniendo el orden para aguantar el resultado que también lo llevara a Rusia.

El combinado nacional jugó mano a mano y a los 10 minutos de reanudado el encuentro, llegó el gol de James que fue celebrado por más de 45 millones de colombianos.

Un centro de costado, Falcao que peleó con los centrales, el balón que tomó en dirección de James y el 10 que con la derecha sacó un remate imparable para el 1-0.

Era el gol que necesitaba Colombia para sentirse más cómoda y la anotación que le venía bien a James para opacar un primer tiempo de muy bajo vuelo.

Con el 1-0 Perú necesitaba adelantar líneas. Y lo hizo. Colombia, entre tanto, se replegó, pero también utilizó el contragolpe para inquietar a los incas.

La mayor ambición de los peruanos tuvo sus frutos a los 75 minutos con una jugada que Colombia no supo interpretar.

Era tiro libre indirecto. Los peruanos debían jugar a dos toques antes de rematar. Pero Paolo Guerrero, un viejo zorro, remató al arco y el balón fue tocado por David Ospina, lo que habilitó la acción para el 1-1 pese a los reclamos del combinado nacional.

Con la igualdad el encuentro se tornó más interesante porque el local tomó un segundo aire para seguir atacando, y el visitante tuvo que tomar precauciones en defensa, pero sin renunciar al ataque.

Ambos equipos, en el tramo final del duelo, sabiendo de otros resultados que los favorecían como las derrotas de Chile y Paraguay, optaron por no hacerse daño, decidieron tocar el balón muy lejos de los arcos hasta que el árbitro Sandro Ricci decretó el final que daba a Colombia el cupo directo, y a Perú la casilla del repechaje.

Fuente: elpais.com.co

A la página de categoría

Loading...