Estos son los 10 peores looks en la historia de los Grammys Latinos

21 de noviembre de 2013 04:13 PM

18 0

Estos son los 10 peores looks en la historia de los Grammys Latinos

(Caracas, 21 de noviembre. Noticias24) La alfombra roja de los Grammys Latinos ha impactado no solo por la estética y figura de algunos de los artistas que por ella desfilan, porque no solo estos hacen voltear las mirada, también lo hacen quienes exhiben su mal gusto y que igualmente dan de qué hablar.

La excentricidad del máximo premio de la industria musical latina, muchas veces ha alcanzado el límite de looks que causan una “indigestión visual”. Los músicos y cantantes hacen un inadecuado uso del color, brillo, de los escotes exagerados, e incluso caen en la informalidad y en los estilos exagerados

y pocos acertados.

Aunque el vestido no está nada mal, no se parece en nada al estilo de la cantante colombiana. A pesar de que en el 2011, Shakira fue premiada con el título de Persona del año, por eso debía destacar con brillo.

Sin duda, el estilo de Shakira es un poco mas rebelde y se distancia del que lució esa noche. Para muchos, en tono de comicidad se trataba de un atuendo prestado, que se ajustaba más al look de Mariah Carey.

Aunque, le podemos aplaudir la iniciativa de elegir un color que sin duda le favorecía, por el tono de su piel y de cabello.

A La Guzmán se le suele perdonar mucho el tema vestuario por su “alocada” personalidad, pero su look del 2004 fue más que inapropiado. Las excentricidades en esta oportunidad se salieron de su límite.

Rompió la regla de que que si luces un escote, procures no usar falda corta, porque le restas elegancia al atuendo y este evento, sin duda, ameritaba distinción.

El broche de oro con el que cerró este espantoso vestido, fueron las sandalias con las que hizo juego.

La estrella mexicana siempre se ha caracterizado por ser elegantemente precisa en cada una de sus apariciones públicas, pero toda regla tiene su excepción, y claramente esta fue la de Thalía. No sabemos si quiso evocar a la princesa Sherezade, pero su look más que un vestido de gala, parecía un disfraz.

Lamentablemente en este caso, ninguno de los elementos que forman parte del vestido se pueden perdonar. La falda que luce las piernas y la tela que luce sobre su cabello, la hace ver como la mujer de Aladino.

El músico argentino siempre ha estado a la vanguardia, pero con el look que llevó a los Grammys Latinos del 2003 retrocedió algunos años.

Su versión gaucha del Bronx solo generó comentarios negativos y, ese accesorio -por supuesto hablamos de su acompañante- estuvo muy mal. Dante, junto a Emmanuel Horvilleur -la otra mitad de Illya Kuryaki, asistirán este año por estar nominados en varias categorías.

Esta pareja es otra de las que se equivocaron de evento y se anotaron en la fiesta de disfraces.

Claramente, la invitación de la actriz española-estadounidense a la ceremonia del 2010 decía que debía ir vestida de candelabro.

El estridente color amarillo,era suficiente para que lo acompañase de brillantes y además de las mangas largas, se desprendiera una especie de accesorio que la hace lucir más como una vaquera.

Luciendo por completo las piernas y con ese moño, la artista se devolvió a otra época y otra moda, que lamentablemente no le luce.

La sorpresa de verla vestida como si se tratase de un disfraz, pero además de un animal. Su traje hacía recordar la frase de José Luis Rodríguez, El Puma: “Pavo real uhhh, pavo real uhhh”.

Una cola larga de novia, pero que no tapaba en nada sus piernas y los accesorios de la falda a los lados, la hacen lucir como si se hubiese preparado para una fiesta infantil.

Nada se puede salvar ni aplaudir de su look esa noche, lo que podemos es recomendarle que contrate un asesor personal.

Los baby dolls no tienen estatus de vestido, y mucho menos para una alfombra roja. Puede lucir su escote y sus piernas con un vestido que la favorezca.

Para este evento era necesario, algo un poco más glamoroso, lo que no alcanzó si quiera con sus sandalias. Además el estilo deshilachado del diseño, la hace lucir con unos kilos de más.

Mitad hiedra venenosa, mitad Shrek. La cantante brasilera supo llamar la atención de todos cuando se apareció sobre la alfombra verde, con una carroza del carnaval de Río de Janeiro del mismo tono que el tapete que pisaba.

Su vestido parecía tratarse de una broma, porque cada elemento le agregaba un toque de fealdad. Los pliegues de la falda y el arruchado del atuendo en el torso, no fueron decisiones asertivas en el diseño del vestido.

El accesorio en el cuello, es imposible de ignorar. Quizá quería parecer un arlequín y arribó a su meta. Esto y la tonalidad de verde navidad, son elementos inolvidables.

En el 2002 todo el mundo cantaba la canción Fotografía, interpretada por Juanes y Nelly Furtado. Ambos cantantes ganaron fama, premios, aplausos y dinero con ese tema, que parecen no haber dedicado al vestuario poco dedicado combinado con un estilismo sin esmero, como la versión soviética de Hansel y Gretel.

Quizá el cansancio luego del furor de la canción, los hizo olvidar seleccionar con cuidado el vestuario, con el que al menos pudieron haber pasado desapercibidos y no llegar a ser un punto de conversación sobre el mal gusto.

Los atractivos cantantes alcanzaron opacar su belleza al lucir estos trajes. Lo bueno es que se hicieron compañía ante este bochorno de vestuario.

La cantante cubana hacía gala de su estatus de súper estrella, gritándole al mundo una vez más que, a sus 77 años, poco le importaba lo que opinaran los críticos de moda. Para ella la vida era una total fiesta y solo por eso la perdonamos y la celebramos.

Solo esperamos que Jennifer López no se vista así en el homenaje que le tiene preparado en la próxima entrega de los American Music Awards.

Fuente: noticias24.com

A la página de categoría

Loading...