Delegados de Maduro y oposición trabajarán este jueves en agenda de negociación

14 de septiembre de 2017 04:48 AM

2 0

Delegados del gobierno y la oposición de Venezuela intentan definir la agenda de un diálogo que resuelva la crisis política, para lo cual continuarán el jueves los contactos en Santo Domingo, informó este miércoles el presidente dominicano, Danilo Medina.

"Estamos en el proceso de construcción, de la formación de una agenda que lleve a una negociación definitiva", dijo el mandatario en una breve declaración a la prensa, tras reunirse durante varias horas con las partes en la cancillería dominicana.

En la jornada tomó parte el exjefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien propicia el encuentro junto a Medina.

"Escuchamos a las partes, se expresaron, dieron sus puntos de vista acerca de la situación que vive Venezuela", señaló el mandatario, asegurando que las conversaciones se reanudarán el jueves a las 09H00 locales (13H00 GMT).

No precisó si los enviados del presidente Nicolás Maduro y de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) mantuvieron un cara a cara o se reunieron por separado con él y Rodríguez Zapatero.

Al arribar este miércoles a un hotel lujoso de Santo Domingo, los representantes del gobierno aseguraron que estaban cerca de un acuerdo para iniciar conversaciones.

"Puedo decir que muchos de los puntos que están en la agenda (...), estamos muy cerca de lograrlos", manifestó a periodistas Jorge Rodríguez.

El dirigente chavista estaba acompañado por su hermana Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Constituyente que rige en Venezuela con poderes absolutos, y el experimentado diplomático Roy Chaderton.

Lea también: Gobierno venezolano dice que el momento es "estelar" para llegar a un acuerdo con la oposición

Entre los delegados de la MUD figuran Julio Borges -presidente del Parlamento de mayoría opositora-, los diputados Luis Florido y Eudoro González, el dirigente Timoteo Zambrano y el exrector del poder electoral Vicente Díaz, dijo a la AFP una fuente de la MUD.

Tras protestas contra Maduro que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio, las partes aceptaron el llamado de Medina y Rodríguez Zapatero a explorar un diálogo.

Pero Borges advirtió este miércoles que un diálogo formal solo será posible si Maduro cumple las exigencias planteadas por la MUD y si hay acompañamiento internacional.

"Reitero a Venezuela y al mundo que hoy no hay diálogo y no lo habrá hasta que se cumplan condiciones", escribió en Twitter.

Entre esas solicitudes enumeró un "cronograma electoral" que incluya las presidenciales de fines de 2018, la liberación de unos 590 "presos políticos", el "respeto" al Legislativo y el levantamiento de sanciones que impiden a opositores postular a cargos de elección popular.

Maduro dijo esperar que la MUD "cumpla la palabra empeñada ante la comunidad internacional de avanzar en la búsqueda de soluciones pacíficas".

El mandatario enfrenta una fuerte presión internacional por denuncias de violaciones de derechos humanos en la contención de las manifestaciones, y a raíz de la Constituyente chavista que asumió facultades del Legislativo.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó el martes su "pleno apoyo" a la iniciativa.

Según el diputado opositor Henry Ramos Allup, Guterres busca conformar un grupo de países que "garanticen la celebración de un diálogo y cumplimiento de los resultados".

Lea también: Leopoldo López niega haber participado en citas para diálogo entre Gobierno y oposición

Detalló que la propuesta, que "no se ha concretado", es que cada parte elija dos países y que Guterres sea el "árbitro o garante definitivo".

El papa Francisco había dicho el lunes que la ONU debía "hacerse oír para ayudar" a resolver la crisis venezolana, subrayando su preocupación por el "problema humanitario" derivado de la escasez de alimentos y medicinas.

"He hablado con personas (...), buscando una salida, ofreciendo ayuda para salir. Parece que la cuestión es muy difícil", afirmó el Papa tras su visita a la vecina Colombia.

El Vaticano impulsó un diálogo a fines de 2016, que fracasó en medio de acusaciones mutuas de incumplimiento de acuerdos.

La MUD enfatizó que la cita con Medina era para "explorar" condiciones de negociación, y reiteró que esto pasa por atender con urgencia la crisis socioeconómica, agravada por una inflación que según el FMI escalará a 720% este año.

La invitación de Medina y Rodríguez Zapatero fue saludada por los gobiernos de Francia y España, duros críticos de Maduro.

Madrid desconoce la Constituyente, mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, tildó a su homólogo venezolano de "dictador", al igual que Estados Unidos que impuso sanciones financieras a Caracas.

Lea también: Venezuela y Colombia: La analogía de un desastre

Fuente: 24horas.cl

A la página de categoría

Loading...