Carlos Barragán, el coronel que entregó los 'narcocasetes'

1 de diciembre de 2013 07:58 AM

12 0

Carlos Barragán, el coronel que entregó los 'narcocasetes'

Pastrana reveló en su libro el nombre del oficial que desató el escándalo.

“Tenemos al ‘Contador’, ya lo tenemos esposado.” Con esas palabras, el coronel Carlos Barragán le reportó al entonces director de la Policía, el general Rosso José Serrano, la captura del capo del cartel de Cali Gilberto Rodríguez Orejuela. Era junio de 1995 y Barragán era considerado uno de los mejores oficiales de la Fuerza Pública.

Barragán, clave en la estrategia para cazar a los jefes del cartel de Cali, hoy está en el ojo del huracán. El jueves, en el lanzamiento de Memorias olvidadas, el expresidente Andrés Pastrana reveló que fue él quien le entregó los ‘narcocasetes’ que destaparon la caja de Pandora del proceso 8.000 y pusieron en evidencia la infiltración de dinero de los Rodríguez en la campaña presidencial de Ernesto Samper. (Lea también: El proceso 8.000, una herida que no se cierra).

Tras la caída de Pablo Escobar, la Policía centró sus esfuerzos en los capos de Cali. Barragán, que fue ayudante personal del general Miguel Gómez Padilla (el antecesor de Serrano), fue comisionado para reclutar en las escuelas de formación de la Policía a los agentes que, infiltrados, debían seguirles los pasos a los Rodríguez. El coronel y su equipo, que en la Policía eran conocidos como los yuppies, por el estilo de vida que debían aparentar, fueron entrenados en EE. UU. por las mejores agencias de inteligencia.

Barragán le reportaba al general Serrano los avances en la búsqueda de los capos. Usaba todo tipo de fachadas y, aunque su labor era de inteligencia, más de una vez se puso el uniforme y se terció el fusil para participar en operaciones de ocupación de bienes de los narcos.

Después de la captura de los capos de Cali, Barragán, de quien nadie en la Policía se explica por qué no llegó a general, fue enviado dos años en comisión a Estados Unidos. Su nombre, famoso en las redacciones judiciales de los periódicos, reapareció, ya como retirado, durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe, cuando fue nombrado subdirector y luego director del Inpec, donde de nuevo tuvo que lidiar con algunos de los criminales más peligrosos del país. En los últimos años trabajó con la contralora Sandra Morelli como delegado en el sector de Regalías. Precisamente, en la Contraloría lo sorprendieron el jueves, como una bomba, las revelaciones del expresidente conservador.

Hace 20 años, cuando estalló el escándalo de los ‘narcocasetes’, por ningún lado se mencionó su nombre. De hecho, el entonces director de la DEA en Colombia, Joe Toft, aseguró en 1996 que él había filtrado la interceptación en la que Miguel Rodríguez Orejuela y el fallecido periodista Alberto Giraldo hablaban de plata entregada a la campaña liberal del 94.

Pastrana dice en su libro que el 16 de junio de 1994 lo buscó un oficial de inteligencia que pedía una cita “urgente y en privado”. En esa cita, Barragán, relata Pastrana, le pidió una grabadora. “La mandé traer y puse a rodar las primeras grabaciones de lo que habría de pasar a la historia de Colombia con el nombre de ‘narcocasetes’ ”, cuenta. El expresidente no aclara si Barragán le explicó por qué le entregaba a él esas cintas. Asegura que decidió romper su silencio porque “los protagonistas” de la historia lo autorizaron “para relatar lo sucedido”.

Pese a esta afirmación, una de las primeras acciones del coronel después del lanzamiento del libro de Pastrana fue buscar asesoría legal sobre eventuales líos penales por los actos de hace 20 años. Ese riesgo, dicen expertos penalistas, no lo ronda. Pero todos los ojos del país están puestos sobre él para que cuente su historia.

Fuente: eltiempo.com

A la página de categoría

Loading...