Así han sido los acercamientos entre Uribe y el Gobierno sobre paz

10 de septiembre de 2015 04:34 AM

3 0

Así han sido los acercamientos entre Uribe y el Gobierno sobre paz

Humberto de la Calle confirmó dos reuniones, auspiciadas por EE. UU., para exponerle la negociación.

En dos reuniones que sumaron ocho horas –la última de las cuales se dio el martes en la residencia oficial del Embajador de Estados Unidos–, el mayor crítico del proceso de paz con las Farc, el expresidente Álvaro Uribe, recibió del Gobierno información detallada sobre el curso de la negociación de La Habana.

Esas citas, que para muchos eran casi imposibles dadas las distancias entre Uribe y el gobierno de Juan Manuel Santos, han sido auspiciadas por Washington, que considera que “la unidad nacional” frente al tema de la paz es clave.

Este miércoles, horas después de que Uribe reveló la cita del martes, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, confirmaron los contactos y aseguraron que son “una buena noticia para Colombia”.

“El Gobierno, en un ejercicio netamente democrático, tuvo ocasión de expresar opiniones y también de oírlas, de oír reparos que recibimos con todo respeto. También aclaramos informaciones equivocadas y oímos propuestas. Este es realmente un momento muy importante, porque como lo comprenderá cualquier colombiano, corresponde a un ejercicio de la democracia en pro de un proceso de paz, que sea incluyente y que se vincule a la totalidad de los colombianos sin distingos”, dijo De la Calle.

Las distancias, en todo caso, parecen mantenerse. Uribe dijo este miércoles en la mañana que “la reforma que anuncia el Gobierno (para implementar los acuerdos) deroga la Constitución nacional para favorecer a las Farc”, y que “con la integración de las Farc al Congreso se aprobará todo lo acordado, y con todo aprobado no habrá consulta popular”.

En la declaración de la tarde, De la Calle fue enfático y aseguró que el compromiso del presidente Santos con la refrendación popular de los acuerdos es inamovible y que lo que se está analizando es cuál será el mecanismo. “Lo más importante que debemos decir en este momento, para evitar malos entendidos, es que la búsqueda anticipada de estos instrumentos es un ejercicio de precaución, de planificación. No significa que se diluya o se desmerezca o se anule la promesa presidencial de que el pueblo colombiano tiene la última palabra", anotó De la Calle.

Y agregó: “La refrendación tendrá lugar. Lo reiteramos, el pueblo colombiano, los ciudadanos tendrán la última palabra, dirán sí o no a lo que se acuerde en La Habana”.

La primera cita para acercar a Uribe al proceso de paz se dio el 12 de julio y en ella no estuvo De la Calle. Para ese momento Villegas acababa de asumir el Ministerio de Defensa. El encuentro duró tres horas y a él asistieron el embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, y el delegado del presidente Barack Obama para el proceso de paz, Bernard Aronson.

“En la primera reunión a la que yo asistí se hizo énfasis, por Estados Unidos y por el gobierno de Colombia, en la necesidad de unión nacional frente a los temas de paz y conflicto”, dijo el Ministro de Defensa.

Señaló que se abordaron temas como la “lucha contra el narcotráfico, los avances del proceso de paz en La Habana y las operaciones recientes de la Fuerza Pública contra las amenazas a la seguridad”.

En la reunión del martes estuvieron, por el Gobierno, Villegas y De la Calle. Además, Whitaker y Aronson. Por el Centro Democrático, Uribe, Carlos Holmes Trujillo y el senador Alfredo Rangel.

“Tuvimos una discusión de cerca de cinco horas, en la que los asistentes pudieron recibir el detalle, del doctor De la Calle, del estado de la negociación en La Habana”, dijo Villegas.

Según el senador Rangel, el encuentro fue auspiciado por la embajada de Estados Unidos “con el propósito de intercambiar opiniones, y no con el objetivo de un acercamiento con el Centro Democrático”. Agregó que él y sus acompañantes expresaron “preocupaciones frente al tema de la entrega de armas y los tiempos del proceso de paz”. “El diálogo se dio en un ambiente franco y respetuoso”, concluyó.

De la Calle aseguró que el Gobierno está abierto a nuevos encuentros auspiciados por EE. UU., no solo con la oposición sino con todos los sectores.

Fuente: eltiempo.com

A la página de categoría

Loading...