A Jenny le cambió su rostro y su cuerpo pero sonríe: madre de la joven atacada con ácido

10 de septiembre de 2015 06:34 PM

16 0

Quienes conocen a Jenny Marcela Pardo, la universitaria de 28 años que fue atacada con ácido la semana pasada en la calle 39 con Caracas, en inmediaciones de la Universidad Cooperativa de Colombia, en donde estudia, aseguran que es una joven espontánea y sobre todo muy graciosa, que a todo apunte le saca algo chistoso y hace reír a quienes se encuentran a su lado.

Esa forma de ser y de ver la vida, aunque por momentos suele opacarse por el ataque del que fue víctima, no ha cambiado. Consuelo Roa, madre de Jenny, cuenta que cuando la visita en el Hospital Simón Bolívar donde está hospitalizada, hace una semana, la ve sonreír y también la hace reír a ella por las cosas que dice.

Sus amigos más cercanos ven a Jenny como una mujer comprometida, juiciosa, alegre, dispuesta a todo, organizada, compañerista y sobre todo muy chistosa. Tal vez estas cualidades le han dado esa fortaleza que ha mostrado en los últimos días y que ha dejado con la boca abierta a sus seres queridos, quienes la ven muy fuerte a pesar de que su vida ha dado un giro tras el ataque que le propinó un hombre que jamás ha visto.

“Veo a mi hija fuerte. Tiene altibajos, pues hasta ahora se está adaptando. A ella le cambió su vida, su rostro y su cuerpo. Son quemaduras bastante profundas y ella está consciente de lo que sucedió y no deja de decir bromas. Sonríe y habla con tranquilidad y agradece el apoyo de sus amigos”, cuenta Consuelo.

La mamá de Jenny también es consciente que el estado de ánimo de su hija, en gran parte, tiene que ver con las muestras de afecto que ha recibido en los últimos días. Confía en Dios y está segura que todo va a salir bien.

“Yo he hablado con Jenny y ella me dice que no sabe nada. No vio al agresor, pues en ese momento se cubrió y se desvistió inmediatamente para pedir auxilio”, agrega. El ataque se presentó muy cerca de la Clínica Magdalena, en donde le prestaron los primeros auxilios y de donde la remitieron al Hospital Simón Bolívar por las quemaduras de primer y segundo grado que sufrió en el 26 por ciento de su cuerpo.

El estado de salud de Jenny es estable. A las nueve de la mañana de este jueves ingresó al quirófano para una cirugía reconstructiva. Sus familiares celebran que ya salió de cuidados intensivos y están a la espera del reporte de los médicos para conocer cómo le fue en la intervención.

Este jueves en la mañana la Policía dio a conocer el retrato hablado del presunto agresor de Jenny. Según la imagen revelada por las autoridades es un hombre joven de unos 22 o 24 años de edad. De 1,60 metros de estatura, tez trigueña, ojos oscuros, pelo liso y contextura delgada. Por información que dé con su paradero ofrecen 10 millones de pesos.

“Me siento tranquila porque las autoridades están investigando. Estamos esperando el reporte de la Fiscalía y confió en que se haga justicia, que se haga un trabajo bien hecho y que salgan los resultados pronto”, indicó Consuelo, quien a su vez le pidió a los bogotanos salir a marchar este jueves a las cinco de la tarde desde la Clínica Magdalena, ubicada en la calle 39 #12 – 34.

La movilización, organizada por la Universidad Cooperativa de Colombia y varias fundaciones, se llevará a cabo por la carrera 16 con avenida calle 39, hasta llegar al Parque Nacional. El objetivo de la marcha es solicitarle al Gobierno y sobre todo al Congreso de la República para que aprueben la ley que endurezca las penas para los atacantes de ácido.

Jenny ha tenido contacto con Natalia Ponce de León, otra joven que fue atacada con ácido hace un año y a quien también le cambió la vida drásticamente.

La empresa Gelsa, en donde trabajó Jenny hace un tiempo, organizó una rueda de prensa este jueves para solicitar la ayuda de la ciudadanía. Quienes estén interesados en colaborar pueden consignar dinero en la cuenta corriente Av. Villas número 041087685.

La agresión contra Jenny se registró la semana pasada en la localidad de Teusaquillo. Los hechos se presentaron cuando la joven se encontraba en inmediaciones a la Universidad Cooperativa de Colombia, con un compañero de clase hablando.

Un hombre se acercó a ella y le lanzó el químico corrosivo que tuvo contacto con el cuero cabelludo, cuello, cara, pierna derecha y mano izquierda. En ese momento la estudiante fue trasladada a la Clínica Magdalena y de ahí remitida al Hospital Simón Bolívar, en donde aseguraron que tenía quemaduras de primer y segundo grado y afectación en el 26 por ciento de su cuerpo.

La víctima asegura que no conoce al hombre que le lanzó el líquido y que luego del ataque éste huyó en un taxi. Su compañero de clase, que estaba con ella en el momento del hecho, manifestó no conocer ninguna amenaza o algún problema que tuviera Jenny.

El taxi en donde huyó el hombre que lanzó el líquido quedó registrado en las cámaras de seguridad de la zona. Con este elemento las autoridades intentan dar con el paradero de este sujeto.

Fuente: elespectador.com

A la página de categoría

Loading...