Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Llegaron 10 mil tarjetas, pero todavía no se venderán en el Cable Aéreo

21 de septiembre de 2018 05:25 AM
50 0

Tres meses completa el Cable Aéreo sin tarjetas y tocará esperar uno más para la venta de las nuevas, ya que los 30 mil plásticos, aportados por Inficaldas en septiembre del año pasado, se agotaron.

La Asociación Cable Aéreo suscribió el 24 de julio un convenio interadministrativo con People Contact para el suministro de 45 mil nuevas tarjetas por $93 millones 960 mil. El valor de cada tarjeta en el contrato cuesta $2 mil 88.

También implementó un plan de contingencia basado en el sistema de univiaje, aunque continuaron las recargas de las tarjetas que se vendieron.

"Ya llegaron 10 mil tarjetas marcadas, pero faltan 35 mil. El área de sistemas se encuentra en proceso de validación para que se vendan en taquillas, pero eso no se hará hasta que ingresen las restantes, que aproximadamente en un mes estarán en el Cable. No queremos cometer el mismo error de las primeras 30 mil", explicó Herman Loaiza, gerente del Cable.

Invitó a los usuarios a usar de nuevo las tarjetas, porque, según él, muchos las guardaron en las casas y se dedicaron a comprar el tiquete de univiaje. "El lunes empezaremos una campaña por 15 días para que los pasajeros utilicen los plásticos y para recordarles que, prontamente, el sistema de recaudo solo será con tarjetas".

El gerente afirmó, el pasado 25 de julio, que los $77 millones del recaudo de la venta de las 30 mil tarjetas se invirtió en el mantenimiento del cableado de la línea Cámbulos - Villamaría, como lo autorizó Inficaldas, que es la responsable del hardware (torniquetes y tarjetas) del nuevo sistema. "La gente piensa que es mala planificación de la Asociación. Teníamos destinado ese dinero para comprar más plástico, pero no contábamos con que la gerente de Inficaldas se llevara la plata de las tarjetas", se quejó Loaiza.

Luz Stella Cardona Meza, gerente de Inficaldas, respondió que esas tarjetas eran del Instituto. Por eso podían disponer de esos recursos para otras inversiones, en virtud del convenio que se tiene suscrito para administrar la línea entre Cámbulos y Villamaría. "No había ninguna directriz que indicara que el recaudo era para la adquisición de más tarjetas, eso es responsabilidad de la Asociación Cable Aéreo planificar el sistema de recaudo".

Fuente: lapatria.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0