Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

James se sacrificó en el triunfo 3-0 de B. Múnich contra Anderlecht

12 de septiembre de 2017 08:39 PM
5 0
James se sacrificó en el triunfo 3-0 de B. Múnich contra Anderlecht

El gol alemán fue obra de Lewandowski, de penalti. El colombiano luchó pero aún le falta ritmo.

Un partido sin muchos sobresaltos para el equipo alemán sirvió para firmar la primera victoria en la Champions League y apaciguar las aguas dentro del vestuario.

Se animaba James al minuto 9 con un cabezazo desviado a centro de Ribery, pero era Lewandowski quien ponía a ganar al local apenas al minuto 11. Una falta clara contra el polaco en el área, que provocó la expulsión de Kums, supuso el penalti y el 1-0 parcial.

Al 16 otra vez lo intentó el atacante de cabeza y al 22 se le fue muy arriba un tiro libre el colombiano.

Vendrían los aplausos del público a una barrida de James por la izquierda para permitir que sus compañeros se reacomodaran en defensa y luego un hermoso pase del 11 para Robben, quien no pudo resolver al 37.

Se salvó el Bayern del empate cuando el preciso centro de Dendoncker se lo perdió Stanciu frente a Neuer, al minuto 40.

Para el cierre del primer tiempo, una linda pared propuso James al 44 pero no llegó a meter suficiente veneno. Un minuto después remató fuerte al arco pero el balón se estrelló en su compañero Tolisso.

Más de lo mismo para el complemento, con un Anderlecht expectante y un Bayern Múnich que no estaba muy fino en los últimos metros.

Por fin apareció por sorpresa Thiago Alcántara, en un balón que fue de un lado a otro del área, hasta que el centro de Kimmich encontró al español. Llegó por el fin el 2-0 para la calma.

Un remate más tendría James desde la izquierda al 66 para obligar a la volada del portero y provocar el tiro de esquina que debía ser gol de Süle, de no ser porque el central marcó falta en el área.

Dato curioso: salió furioso del campo Ribery cuando su entrenador decidió que lo reemplazara, al minuto 78, Thomas Müller. Una molestia más.

Bayern siguió atacando hasta el final del juego, James buscó sobre el final a Lewandowski pero no se entendieron, y al final Kimmich sentenció el 3-0, a pesar de estar adelantado. Se iría James al 84 por Coman, entre aplausos de los hinchas.

Al final, el triunfo con goleada incluída supone un logro reconfortante para bajar la presión interna del club.

Lea también: Junior golea a Cerro Porteño y se clasifica a cuartos de final de Sudamericana

Fuente: futbolred.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0