Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Historias de amor plasmadas en fotografías

19 de abril de 2015 07:05 AM
2 0

Jaime Grajales, cuya especialidad es la fotografía documental, es un pereirano que desde el 2010 está dedicado al reportaje de bodas.

Desde hace 3 años Jaime trabaja junto a su esposa Mónica Valdivieso, con quien crea bellos reportajes gráficos de amor en cada una de las bodas que cubren.

“Nuestra fotografía de bodas esta inspirada en el relato documental, recreando en cada boda una historia diferente, lo que hago es inmortalizar los momentos más importantes de dos personas que deciden unir sus vidas y esto no solo tiene un valor económico, tiene un valor emocional porque requiere de sensibilidad y amor por lo que haces, requiere sentir en cada boda el amor de la pareja y disfrutarlo tanto como ellos”, afirma Grajales.

Mónica, ingeniera industrial de profesión, recuerda que hace tres años apoyada por Jaime inició el proyecto de construir historias alrededor de diferentes parejas, algo que considera los hace afortunados.

“Juntos trabajamos en este sueño, que se ha convertido en nuestro proyecto de vida. Renuncié a mi trabajo y con la liquidación compré mi primera cámara. A través de estos años cada uno le ha enseñado al otro a partir de su experiencia de vida y es por esto que somos un complemento Jaime y yo, un buen equipo de trabajo; donde cada uno se ocupa de detalles distintos que unidos forman toda la historia”, afirma Mónica.

Dos o tres meses antes de la fecha de la boda Jaime y Mónica normalmente conocen a la pareja, en busca de un encuentro inicial en el que puedan conocer a los novios, su historia, sus gustos y lo que están buscando para el material fotográfico de ese día tan importante.

“En esa primera cita además de conocer a la pareja y sus gustos nos damos cuenta si de verdad podemos ser los fotógrafos de esa boda, debido a que nuestra fotografía es especial, más que simples fotos posadas, contamos a través de un reportaje gráfico la historia de ese día, por lo que las fotos las hacemos con luz natural, no hay retoques y esto no le gusta a todas las personas, porque algunos exigen ser retocados”, indica Jaime.

Mónica sostiene que el estilo de este tipo de fotografía es muy emotivo, de manera que cuando las personas vean en las fotos, al mirarlas se vean reflejados ellos mismos, sin alteraciones artificiales ni cambios, además de que se conecten con sus sentimientos.

También realizan el reportaje prebodas, donde los dos fotógrafos junto a la pareja que contraerá matrimonio, dedican una tarde o un día entero a realizar algún plan que le guste a los novios y durante el cual aprovechan para tomarles hermosas fotos y contar su historia de amor, además de comenzar a generar confianza.

“Siempre que nos encontramos con una nueva pareja, encontramos situaciones o frases como “no me gustan las fotos, no soy fotogénico, me intimida la cámara”, para nosotros como fotógrafos de bodas, también es un poco difícil ese acercamiento con la cámara, romper el hielo y que nos reconozcan más como personas que en realidad quieren captar lo que para ellos significa ese día, que por suministrarles un servicio y ya. Es por esto, que buscamos antes de la boda crear una empatía con cada pareja”, afirma Mónica.

Fuente: latarde.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0