Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Una fiesta que alternó la celebración artística con la oposición a Trump

27 de febrero de 2017 04:47 AM
50 0
Una fiesta que alternó la celebración artística con la oposición a Trump

Mahershala Ali ganó el Oscar al actor secundario por Luz de luna, mientras que Viola Davis fue la mejor actriz de reparto por Fences; la iraní El viajantetriunfó como mejor film extranjero; su director se ausentó en protesta

En el comienzo hubo una canción. A diferencia de lo que suele suceder en los primeros minutos de las entregas de los Oscar, anoche, la ceremonia comenzó con baile y muchas palmas marcando el ritmo de "Can't Stop the Feeling", el tema de Trolls nominado al premio de la Academia que interpretó su compositor y cantante, Justin Timberlake. Una inyección de alegría para marcar el tono de la celebración que se anticipaba como una de las más politizadas de los últimos años para la industria del cine.

Claro que no pasó mucho tiempo -apenas un par de minutos- para que la realidad irrumpiera en el escenario del teatro Dolby. "Esta ceremonia está siendo vista en todos los Estados Unidos y en más de 225 países en todo el mundo que ahora nos odian", empezó el conductor, Jimmy Kimmel, que aclaró rápidamente que su país está dividido y que él no era el hombre para unirlo. Sin embargo, propuso que todo podía comenzar con una conversación civilizada entre progresistas y conservadores. Una propuesta tan seria que fue seguida por un chiste dirigido a Mel Gibson. Blanco fácil de las bromas y utilitaria transición para celebrar a Meryl Streep y, de paso, apuntarle directo al presidente Trump.

El conductor bromeó que la estrella, con veinte nominaciones a los Oscar, desde hace años que hacía las películas "de taquito". Una referencia directa a los comentarios que hizo Trump por Twitter luego del encendido discurso de Streep en los Globo de Oro. Kimmel pidió una ovación de pie para celebrar a la actriz y de paso le elogió el vestido. "¿Es de Ivanka?", preguntó, pícaro, el maestro de ceremonias, haciendo referencia a los problemas de la "primera hija" con su marca de ropa y la polémica entre Streep y Karl Lagerfeld por el vestido que la diva usaría en esta ceremonia. Es que así son los Oscar: algo de conciencia social, un poco de compromiso y mucho glamour. Todo junto y revuelto.

Tradicionalmente, la alfombra roja en la temporada de premios compila preguntas sobre la realización del film en cuestión y el modelito que luce su protagonista. Pero claro, éste no es un año como los otros y entonces, entre los comentarios superficiales y el afán celebratorio de los cronistas de la moqueta, todos esperaban que se colaran menciones a la tensión social en los Estados Unidos. Viggo Mortensen fue uno de ellos. El actor, nominado en la categoría de intérprete protagónico por Capitán Fantástico, aprovechó las entrevistas que dio en castellano para recordar que "hay más hispanoparlantes en los Estados Unidos que en España y parece que el presidente actual no lo sabe".

Además, muchos de los nominados, como Lin-Manuel Miranda (Moana) y Ruth Negga (Loving), lucieron una cinta azul como muestra de apoyo a la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que cobró notoriedad global a partir del veto migratorio del presidente Trump.

Fue un nombre que apareció una y otra vez en la ceremonia incluso antes de que se entregara el primer premio, al mejor actor de reparto, que fue para Mahershala Ali por su papel en Luz de luna, el primer intérprete musulmán en alzarse con la categoría. Viola Davis, favorita, ganó como mejor actriz de reparto por Fences. El viajante, del iraní Asghar Farhadi, se impuso como mejor película extranjera. El director faltó a la ceremonia en protesta por el veto migratorio. En su lugar, organizó una multitudinaria proyección al aire libre de su film en Londres, respaldada por el alcalde de la capital británica, Sadiq Khan.

1. Mahershala Ali, humilde. "Me enseñaron que no se trata de mí, se trata de servir al personaje", afirmó el mejor actor de reparto por Luz de luna.

2. Emma Stone. Favorita como mejor actriz, lució un vestido dorado...Oscar.

4. Meryl Streep, ovacionada. "La más sobrevalorada", como la bautizó Trump, fue reivindicada de pie por todo Hollywood.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0