Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Favoritos del Giro de Italia guardan energías para atacar el domingo en Blockhaus

14 de mayo de 2017 02:37 AM
45 0
Favoritos del Giro de Italia guardan energías para atacar el domingo en Blockhaus

La película de las etapas de los últimos días podría repetirse este sábado en el Giro de Italia.

No es que haya tregua, es que se acerca el segundo round de alta montaña, con la subida al Blockhaus, programada para el domingo y que se convierte en una de las jornadas marcadas con asterisco para mover la carrera.

En lo que va de la ronda italiana, en las fugas no se ven corredores de Movistar Team y Bahrain Mérida, los equipos que se tienen un mano a mano por quedarse con el título el 28 de mayo en Milán.

Su apuesta es por la misma estrategia, porque en una competencia por etapas de tres semanas hay que guardar energías y vaciarse en la montaña, donde realmente se ve quién es quién a la hora de definir a los mejores de la general.

En este momento, la tabla acumulada está comandada por el luxemburgués Bob Jungels (Quick Step), con un tiempo de 33:56:07, seguido por Geraint Thomas (Sky) a 6 segundos.

Diez pedalistas se encuentran a 10 segundos. En esa condición, el italiano Vincenzo Nibali es cuarto, el colombiano Nairo Quintana es sétimo y el costarricense Andrey Amador es noveno.

Para definir el lugar de cada uno, se emplea el puestómetro, que es el promedio de las posiciones con las que han llegado los ciclistas en las etapas.

Durante estos días, la escuadra telefónica se ha visto como un bloque compacto, con la mayoría de piezas tratando de proteger al cafetero y al tico, porque son sus cartas más fuertes.

Cuando llegó la primera prueba de alta montaña, el martes pasado, con el remate en el ascenso al volcán Etna, el cafetero iba con el tico, mientras que Nibali se quedó sin peones.

El europeo atacó bajo la pancarta de los últimos tres kilómetros, pero Amador lo controló y al día siguiente, Nibali dejó ver que no simpatiza con Quintana, criticándolo porque no lo contraatacó en ese episodio.

El italiano calentó el Giro al afirmar que no tiene una buena relación con Nairo y que con él no puede entablar una conversación como lo hace con dos hombres que no están en la competencia, Fabio Aru (Astana) y Alberto Contador (Trek).

Lo que inquieta a Nibali es la duda de saber si Quintana no lo atacó porque simplemente no lo creyó necesario, o porque no tenía fuerzas para hacerlo.

Sin embargo, lo claro es que el equipo de Andrey Amador corre con cautela, con prudencia, salvando los días y ahorrando fuerzas para escalar el Blockhaus.

"El Etna tampoco dejó grandes diferencias, de hecho no hubo diferencias entre los grandes favoritos, así que ahora el domingo, que es una llegada más dura, creo que sí habrá diferencias", mencionó el compañero de Amador, Winner Anacona.

Y agregó: "Hay que estar siempre adelante para evitar posibles abanicos o caídas que se puedan presentar. Ya el domingo yo creo que Nairo estará para dar su recital".

Ese puerto tiene lo suyo: es una subida de 13,6 kilómetros al 8,4% y está en una jornada corta, de 152 kilómetros con salida en Montenero di Bisaccia.

"El Blockhaus es una subida de respeto, muy dura, conozco la primera parte y ahí se comenzarán a hacer las diferencias y a seleccionar el grupo de los favoritos para la general", pronosticó Nairo Quintana.

Al igual que Amador y sus compañeros corren con inteligencia, sus rivales de Bahrain Mérida hacen lo mismo.

La diferencia es que Nibali tiene un peón menos para la montaña, luego de la expulsión de Javi Moreno por agredir a Diego Rosa en el inicio de la subida al Etna.

"Todos los días vamos muy rápido y en el grupo siempre hay algo de nerviosismo, especialmente en los últimos kilómetros. En estas etapas nuestro trabajo es siempre el mismo: quedarse cerca de Vincenzo. El objetivo es ahorrar tanta energía como sea posible antes de la etapa de escalada del domingo", apuntó el italiano Giovanni Visconti, quien en las últimas temporadas corrió con Amador, pero desde este año es gregario de Nibali.

Pero antes de encarar el Blockhaus, este sábado se correrá la octava etapa del Giro, con 189 kilómetros entre Molfetta y Peschici.

Fuente: nacion.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0