Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Dueño de JBS se entrega a la..

11 de septiembre de 2017 09:46 AM
4 0

Sao Paulo, Brasil.- J&F, el holding empresarial al cual pertenece JBS, la empresa del escándalo de corrupción alrededor del presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que sus ejecutivos que se entregaron este domingo a la Policía no mintieron en sus acuerdos de cooperación con la Justicia.

En un comunicado divulgado por la prensa local, J&F sostuvo que tanto Joesly Batista, titular del grupo empresarial, como Ricardo Saud, ejecutivo de JBS, "no mintieron, ni omitieron informaciones en el proceso que los llevó al acuerdo de cooperación con la Justicia (delación premiada)" y además agregó que ambos "están cumpliendo el acuerdo", reseñó DPA.

Batista y Saud se presentaron de forma voluntaria a la Policía en la ciudad de Sao Paulo ya que sobre ellos pesaba una orden de prisión ordenada por el fiscal general, Rodrigo Janot, y aprobada por Luiz Edson Fachin, el juez relator de la megacausa "Lava Jato" ("Lavado de Autos"), la cual investiga tramas de corrupción entre empresarios y políticos del país desde hace más de tres años.

La denuncia por corrupción pasiva contra el presidente Temer realizada en junio por Janot ante la Corte Suprema fue posible precisamente por el acuerdo de colaboración de Batista.

La prisión de los dos ex ejecutivos fue autorizada basada en acusaciones de que ambos habrían omitido informaciones relevantes en el momento en que firmaron su acuerdo de "delación premiada" para cooperar con la Justicia, lo que habría violado una de las condiciones impuestas por la Fiscalía para otorgarles beneficios a cambio de sus testimonios y pruebas.

Janot había ordenado el lunes el inicio de una investigación sobre el acuerdo de Batista y de Saud, después de acceder a una serie de audios que los mismos ejecutivos aportaron a la Fiscalía en su acuerdo de delación.

La denuncia por corrupción pasiva contra el presidente Temer realizada en junio por Janot ante la Corte Suprema fue posible precisamente por el acuerdo de colaboración de Batista, que aportó como prueba una conversación grabada a escondidas con el presidente, en la que el mandatario parecería avalar el pago de sobornos.

El Congreso, controlado por los aliados de Temer, rechazó a comienzos de agosto levantar la inmunidad del mandatario para que pudiera ser sometido a un juicio penal.

Fuente: eluniversal.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0