Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Comey consideró pedido de Trump sobre Flynn como una 'instrucción'

8 de junio de 2017 03:11 PM
3 0
Comey consideró pedido de Trump sobre Flynn como una 'instrucción'

El exdirector del FBI, James Comey, comenzó este jueves una audiencia ante el Senado para relatar las presiones ejercidas por el presidente Donald Trump a raíz de una investigación sobre el papel de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

En sus declaraciones, Comey rechazó calificar las órdenes que recibió del presidente de EE. UU., Donald Trump, como "obstrucción a la Justicia", pero sí las consideró muy "perturbadoras y preocupantes".

"Estaba honestamente preocupado por el hecho de que él pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestro encuentro", dijo el exdirector del Buró de Investigaciones (FBI) durante su esperada audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense.

Comey, además, aseguró ante el Senado de EE. UU. que el gobierno del presidente Donald Trump decidió "difamarlo" cuando explicó las razones por las cuales fue despedido el mes pasado y aseguró estar "sorprendido" y "confuso" sobre la decisión del mandatario de prescindir de él al frente del Buró Federal de Investigación (FBI).

la Administración del mandatario republicano vertió sobre él "mentiras" que siente que "el FBI haya tenido que oír".

Lea también: Donald Trump envió un "caluroso saludo" a los musulmanes por el Ramadán, pero rompió una tradición de la Casa Blanca

En el testimonio, el exjefe del Buró aseguró que el "FBI es honesto, fuerte e independiente" y que funcionará bien con o sin él. Este testimonio es la réplica directa del exdirector del FBI, acusado por Trump de sumir a la agencia de investigación federal en el "caos" y haber perdido la confianza de los rangos inferiores.

Al inicio de la sesión, el presidente de la comisión, el senador Richard Burr, preguntó directamente: "¿En algún momento el presidente le pidió que interrumpiera la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016".

Comey ofreció una respuesta monosilábica: "No". Con relación a la investigación que conducía en ese momento, Comey dijo no tener dudas de que Rusia ejerció injerencia en las elecciones mediante la invasión de los sistemas informáticos del comité nacional del Partido Demócrata.

Durante la sesión, dos senadores presionaron a Comey sobre las razones por las cuales no denunció inmediatamente cuando el presidente le estaba formulando un pedido improcedente para la integridad de una investigación del FBI.

"No lo sé. Estaba tan sorprendido por la conversación que lo escuché y lo único que pude pensar es (...) cómo responder. Por eso elegí cuidadosamente mis palabras", recordó. Cuando anunció el despido de Comey, en mayo, Trump publicó en Twitter una velada amenaza para que se mantenga en silencio, sugiriendo que podría tener grabaciones de las conversaciones entre ambos.

Lea también: Donald Trump aboga ahora por un muro con paneles solares en frontera con México

Este jueves, Comey dejó claro que no se sintió intimidado: "He visto el mensaje de Twitter sobre las grabaciones. Yo espero que haya grabaciones", dijo. Comey afirmó que discutió con sus subordinados más próximos la situación generada por las presiones de Trump y precisó que el FBI no quería "contaminar" el equipo que llevaba adelante las investigaciones comentándoles las presiones de la Casa Blanca.

El miércoles, poco después de conocerse el testimonio por escrito de Comey, el abogado personal de Donald Trump, Marc Kasowitz, afirmó que el mandatario se sentía "totalmente reivindicado" por el testimonio del exjefe de la policía federal. Trump está "complacido" de que Comey "haya finalmente confirmado públicamente sus informes privados de que el presidente no era investigado en ninguna pesquisa relacionada con Rusia", señaló.

"El Presidente se siente completa y totalmente reivindicado. Está ansioso por continuar avanzando en su agenda", agregó. De este caso dependerá el futuro de la administración de Donald Trump, a quien se le hizo cuesta arriba el camino para concretar sus prometidas reformas. La popularidad del 45.° presidente de Estados Unidos llegó esta semana un nivel históricamente bajo, de apenas 38 por ciento de opiniones favorables, según Gallup.

Fuente: eltiempo.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0