Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Cataluña define hoy si se independiza o no de España

1 de octubre de 2017 01:08 PM
48 0

En medio de un clima de alta tensión e incertidumbre, hoy los catalanes se disponen a votar el referendo para decidir si se independizan o no de España, cuyo Gobierno ha manifestado, a lo largo de las últimas semanas, que la consulta es ilegal y fue prohibida por el Tribunal Constitucional, TC.

Incluso, pretenden impedir con un amplio dispositivo policial -con más de tres mil hombres- en Cataluña la consulta. El Gobierno español le advirtió el Ejecutivo catalán y sus “socios” de la formación secesionista CUP (Candidatura de la Unión Popular) que tendrán que responder ante los tribunales de la “muy grave deslealtad institucional” en la que incurrieron al insistir en la celebración del referéndum ilegal de hoy.

“Estamos en presencia de un proceso continuado de desobediencia constitucional contra una democracia europea acreditada y prestigiosa como es la de España y, en pleno Siglo XXI, contra un Estado miembro de la Unión Europea”, señaló el viernes en rueda de prensa el ministro Portavoz del Gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo.

Méndez de Vigo responsabilizó al Ejecutivo Catalán y a sus socios de esa “deslealtad institucional y desobediencia constitucional” y dijo que “solo desde el pleno restablecimiento de la legalidad” se podrá “restablecer” la convivencia en cataluña.

La mayoría de fuerzas políticas del Parlamento español, coinciden en que parte de la culpa de la situación la tiene el inmovilismo del presidente Mariano Rajoy.

El Ministro portavoz ha reiterado que por considerarse ilegal la consulta, lo que suceda hoy “no será un referéndum”.

En tanto el Gobierno de la región de Cataluña dispondrá este domingo de 2315 colegios electorales y de 7235 personas para intentar que 5,34 millones de ciudadanos puedan votar en el referéndum independentista.

Apoyados por los independentistas radicales de la CUP, el pasado 6 de septiembre la coalición logró aprobar en el Parlamento regional la “ley del referéndum”, lo que permitió al Ejecutivo catalán convocar la consulta secesionista de hoy.

Lo que va a pasar con Cataluña y la Unión Europea en el supuesto caso de que llegase a independizarse, nadie lo tiene claro.

El presidente Carles Puigdemont prefiere no referirse demasiado a este punto que preocupa a muchos y que se ha olvidado, dado los últimos acontecimientos. Pero cuando se lo han preguntado, ha explicado que Cataluña podría seguir de manera transitoria como un estado asociado de la UE, con el euro como moneda, igual que sucede con Montenegro (parte de la antigua Yugoslavia) que sin haber sido aceptada aún, tiene como moneda el euro.

Sin embargo, varios líderes de la Unión Europea (UE) respaldaron esta semana al Gobierno español en una cumbre informal celebrada el viernes.

Uno de los más contundentes en ese apoyo fue el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien aseguró que solo tiene “un interlocutor” en España, que es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que confía en su “determinación” para defender “los intereses de toda España”.

Macron agregó que Rajoy “ha gestionado de la mejor manera posible los asuntos domésticos españoles” y añadió que sobre esos temas no tenía “ningún comentario ni consejo que dar” al presidente del Gobierno español.

A su vez, Ángela Merkel, canciller alemana, ha anunciado su apoyo el Ejecutivo español al igual que hizo el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, quien dijo que su país respeta las leyes españolas.

“Pienso que sobre Cataluña, como Estados de la Unión Europea, respetamos en nuestra casa y en la casa de los demás las leyes de cada país sin entrometernos en sus dinámicas internas, pero haciendo referencia a la leyes vigentes”, señaló.

En una línea similar se pronunció sobre el desafío independentista el presidente de Rumanía, Klaus Werner, que se mostró “preocupado” por la situación y rechaza el referendo de hoy.

Más escueto en sus palabras, el primer ministro de Luxemburgo, Xabier Bettel, declaró que “hay una ley y una Constitución en España y tienen que ser respetadas”.

El primer ministro luxemburgués pidió respeto a la Constitución y a la legalidad españolas ante el referéndum, ya que “hay una ley y una Constitución en España y tienen que ser respetadas”, y confió en que se logre una “solución política”.

Y agregó que “no es buena” la “división” que se ha producido en España.

Por su parte, la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, reconoció que la situación en España “no es fácil, y es sensible”.

También los líderes de las instituciones europeas fueron claros en su respaldo al Ejecutivo español.

“Estamos muy comprometidos con el respeto del Estado de Derecho. El Tribunal Constitucional español ha dictado una sentencia, el Parlamento español ha tomado una decisión. Nos atenemos a eso”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Fuente: elpais.com.co

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0