Reciba las últimas noticias sobre temas interesantes con NewsHub. Instalar ahora.

Bumanguesa que sobrevivió al huracán María pide que la evacuen de Puerto Rico

25 de septiembre de 2017 07:52 PM
89 0
Bumanguesa que sobrevivió al huracán María pide que la evacuen de Puerto Rico

Cinco días después de que el huracán María azotara a Puerto Rico, dejando 16 muertos y cuantiosos destrozos a su paso, una de las cinco bumanguesas que quedó atrapada en la isla donde se encontraba de vacaciones con otras cuatro amigas, pudo contactarse con Bucaramanga para reportar que se encuentran bien.

“Yo estoy en El Centro de Convenciones de San Juan, en unas buenas condiciones. Tenemos catres, comida, luz, internet por momentos. La Cónsul ha estado muy pendiente al igual que la Cruz Roja. No me puedo quejar, obviamente tengo el desespero de querer salir y de no saber cuándo saldremos de acá, porque tengo una vida allá en Bucaramanga. Todo eso no deja de angustiarme. Me imagino que están haciendo todo lo posible”, dijo Carolina Cardozo.

Carolina Cardozo, aseguró que se encuentra bien y espera regresar a Bucaramanga los más pronto posible.

Luego de recuperarse de la amarga experiencia, el principal problema que enfrenta Carolina es la alimentación, ya que sufre de insuficiencia renal.

“No puedo comer la mayoría de los alimentos que nos brindan, entonces a veces pasó con agua. La Cónsul ha estado pendiente al igual que la Cruz Roja. Dormimos en catres y una voluntaria me consiguió muchas colchas, cobijas y toallas y estoy ahora controlando mejor el frío”, agregó Carolina Cardozo.

Tras sobrevivir al demoledor huracán María, las cinco bumanguesas concentran sus esfuerzos en regresar a Bucaramanga, para reencontrase con sus familias.

El problema es que las aerolíneas han ofrecido pocos vuelos por lo que, según el secretario de Asuntos Públicos del Gobierno de Puerto Rico, Ramón Rosario, cerca de 800 turistas están varados en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín de la capital, y han tenido que dormir en el suelo y pasar sin alimentos.

“La Cónsul nos tiene una razón este lunes, porque ya ha adelantado esa gestión. Ella ha estado muy pendiente de nosotros. El Gobierno de Colombia dice que es necesario que al menos estemos 100 colombianos para enviar un avión de las Fuerza Aérea y hasta donde tengo entendido ya los hay”, aseguró Carolina Cardozo.

La otra alternativa para las bumanguesas, es comprar tiquetes aéreos y salir del Puerto Rico en la medida en que se normalicen las operaciones aéreas.

“Tengo un vuelo para Fort Lauderdale (Miami) el jueves. Me lo compró mi esposo desde Colombia. Si nos llegan a sacar antes del jueves, maravilloso. De lo contrario el jueves viajaría con el favor de Dios”, relató Carolina Cardozo.

Más tranquila, pero con los recuerdos vivos de lo que fue la aterradora experiencia durante el paso del huracán, Carolina Cardozo narró la angustia que afrontó el pasado miércoles en el Coliseo Humacao Arena, habilitado como refugio.

“Fue terrible: Estuve nerviosa, angustiada, orando. A un metro de donde estaba se cayó una parte del techo. De ahí nos evacuaron a la zona de los baños pero ahí empezaron las goteras y también nos sacaron porque ya no era seguro.

Sobre las 4:00 a.m. se perdió todo contacto con la comerciante bumanguesa, pues se fue la energía eléctrica y no pudo volverse a comunicar con su familia a través de Whatsapp.

“Se cayeron lámparas del coliseo. Todo era pavoroso, como si estuviera temblando. Se fue la luz, nos quedamos sin comunicaciones. Luego empezó a entrar agua y la gente se empezó alarmar. Al fin, el agua nos llegó hasta los tobillos. Cuando ya pasó el huracán nos llevaban comida. La gente de Puerto Rico es muy cariñosa y amable”, recordó Carolina.

Al día siguiente Carolina fue llevada a otro albergue, en una escuela. Allí, según ella, las condiciones eran muy duras, sobre todo para los niños y personas de la tercera edad.

“Es muy duro ver a estos hermanos de Puerto Rico que han vivido esta experiencia traumática y que han pedido todo. Pero también es hermoso ver la solidaridad de todas las personas que trabajan y trabajan sin dormir, para ayudarse unos a otros y reconstruir este país hermoso. Es un ejemplo grande”, relató entre la bumanguesa.

Por último, Carolina Cardozo hizo un desesperado llamado a las autoridades en Colombia: “Que no nos olviden, que vengan a recogernos, que necesitamos llegar a nuestro país y estar junto a nuestras familias”, concluyó.

La ayuda humanitaria y los suministros llegan con cuentagotas a las zonas más aisladas de Puerto Rico tras la devastación que supuso el paso del huracán María mientras, con mucha lentitud, se trata de recuperar la normalidad, aunque la falta de electricidad sigue siendo el principal reto y la población sufre.

La situación, cinco días después de que María partiera por la mitad una isla, es muy difícil, con la infraestructura eléctrica prácticamente inoperante -salvo puntos específicos como hospitales- y las telecomunicaciones en precario estado.

El Ejecutivo, con el gobernador Ricardo Rosselló a la cabeza, trata de multiplicarse para que el país salga adelante y apela a la ayuda de Estados Unidos, al que está unido como estado libre asociado, si bien el presidente del país norteamericano, Donald Trump, se ha comprometido con la isla y anunció una visita.

Rosselló ha insistido en su petición de ayuda a Estados Unidos y apela a que Washington garantice el soporte que necesita ahora la isla, literalmente devastado por un huracán María, catalogado por algunos especialistas como el más poderoso de la historia.

"Lo que estamos sugiriendo inicialmente es que nos aseguremos de conseguir los aviones necesarios, las capacidades necesarias para que podamos llegar a la gente", dijo Rosselló a la prensa estadounidense, ya que aunque se trata de recobrar la normalidad en la capital y las principales ciudades en las zonas aisladas el panorama es desolador.

"Necesitamos prevenir que ocurra una crisis humanitaria en Estados Unidos, pues Puerto Rico es parte de Estados Unidos", subrayó Rosselló, en un intento de que Washington no se olvide de la isla, donde todavía hay miles de refugiados.

Rosselló insistió en que además de la ayuda de emergencia, Puerto Rico va a necesitar soporte financiero para poner en marcha la reconstrucción.

El gobernador de Puerto Rico expondrá hoy cuál es el estado de la situación, para lo que contará con el apoyo, en una conferencia de prensa, de Marco Rubio, senador republicano de origen cubano por el estado de Florida.

Aunque la situación de la infraestructura eléctrica es crítica por permanecer prácticamente inoperante -el país sobrevive con plantas de diesel-, Centro Médico, el principal hospital de la isla, ya tiene servicio.

Ante el colapso de la infraestructura eléctrica, las plantas con diesel han sido la alternativa durante los primeros días, aunque se teme que el combustible comience a escasear.

Fuente: vanguardia.com

Compartir en las redes sociales:

Comentarios - 0